La dieta proteica o proteinada

La dieta proteica o proteinada

La dieta proteica o proteinada es un régimen alimenticio basado en la utilización de preparados proteínicos purificados, presentados generalmente en forma de sobres individuales, cuyo contenido en polvo se mezcla fácilmente con agua, dando como resultado un batido de distintos sabores (chocolate, coco, capuccino, etc.) y consistencias (puré de verduras, natillas de vainilla, sopa de pollo, etc.), que puede tomarse frío o caliente.

Es un método científicamente probado, diseñado por médicos y que sólo deben ser utilizadas bajo control médico, después de una visita médica y de las pruebas complementarias que el médico determine, como análisis de sangre y de orina.

Las proteínas son de alto valor biológico, es decir, son proteínas que nuestro organismo es capaz de utilizar y que se extraen, generalmente, de la clara del huevo, de la leche, de la soja y del guisante. Un sobre de proteínas contiene los mismos aminoácidos que tres huevos o que un bistec de 200gr. aproximadamente.

Es una dieta compuesta casi exclusivamente de proteínas, muy pocas grasas y menos de 50 gramos de hidratos de carbono al día, procedentes de verduras y hortalizas autorizadas.

La dieta proteinada es:

segurapor su composición rica en proteinas de alto valor biologicofácilen su preparación, y no tener que pesar ni preparar los alimentosrentablecon la dieta proteinada se adelgaza más que con el ayuno, las proteínas por sí mismas no pueden ser utilizadas como energía, para ello deben ser transformadas y es en esa transformación es como se consume nuestra reserva grasaeducativa

Permite una REEDUCACIÓN (PSICOLÓGICA) DEL HÁBITO DE COMER, actuando de la siguiente manera:

Ayuda a la deshabituación del alimento como mecanismo de compensación y alivio de las tensiones emocionales.

Al evitar la masticación de alimentos olvidamos el efecto compensatorio de la comida y nos prepara para una conducta alimentaria, es decir, capacidad para mantener el control de nuestra propia alimentación.
Con el método de tomar proteínas en forma de batido rompemos radicalmente con el esquema "COMIDA es ALIVIO" y reiniciamos nuestra alimentación como si de un recién nacido se tratase: tomando básicamente líquidos. Cuantas menos opciones, menos tentaciones y el cumplimiento de la dieta resulta más fácil.